Tratamiento de la Degeneración macular asociada a la edad (DMAE)

¿Qué se sabe de posibles tratamientos médicos?

Diversos estudios han puesto de manifiesto una posible utilidad de los antioxidantes para frenar el deterioro macular y mejorar su funcionamiento. Muchos señalan a los hidroxicarotenoides xantófilos como la luteína y la zeaxantina que conforman el pigmento macular como esenciales para proteger la mácula y la retina de la oxidación producida por la luz. Parece que la administración de dosis elevadas de vitaminas antioxidantes y dosis elevadas de Zinc reducen el riesgo de progresión de la enfermedad en las formas atróficas graves en un 25%, y en un 19% la pérdida de agudeza visual. Algunos estudios experimentales con antioxidantes parecen demostrar la capacidad que tienen para inhibir la síntesis de los factores vasculares responsables de la proliferación de los neovasos.
En cada paciente nuestro especialista determinará cual es el más adecuado en función de sus características individuales.

¿Qué tipo de tratamiento se puede realizar para la DMAE?

Existen diferentes opciones, pero todos son tratamientos que buscan detener o retrasar la progresión de la enfermedad. No existen tratamientos curativos completos.
No existe tratamiento actualmente para la forma seca. Para la forma húmeda el especialista determinará el mejor tratamiento, hoy en día la medida más esperanzadora es la inyección de un medicamento antiangiogénico en el interior del ojo que hay que repetir un mínimo de una vez al mes durante tres meses, este medicamento puede tener que aplicarse más veces si la lesión muestra signos de actividad en las revisiones que se le hagan.