Cuidado Oftalmológico

Cuide de él, Cuide de sus ojos

Es fácil, basta con realizar las revisiones rutinarias por un oftalmólogo pediátrico, a pesar de que no haya síntomas.

Recuerde que un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz, junto con la colaboración de los padres, es la mejor combinación para conseguir que nuestros hijos tengan una buena visión y calidad de vida en el futuro.

El mejor regalo que unos padres pueden hacer a sus hijos es prevenir la aparición de enfermedades.

¿Por qué es tan importante el cuidado oftalmológico de los niños?

Porque el desarrollo de la visión se realiza durante la infancia, hasta los siete u ocho años. Así la agudeza visual va incrementándose desde el nacimiento, siendo a los tres años del 50% y a los cinco años del 100%.

Cualquier anomalía ocular no diagnosticada precozmente puede detener el desarrollo de la visión y dejar defectos que persistirán durante toda la vida.

Defectos de Refracción

Son aquellos que impiden que los objetos se vean con nitidez, porque los rayos de luz no convergen sobre la retina.

Son tres: hipermetropía, miopía y astigmatismo.

Es importante detectarlos precozmente, ya que pueden provocar bajo rendimiento escolar.

Nuestro equipo te ayudará a encontrar la mejor solución