Primeros síntomas de vista cansada o presbicia

La presbicia, o más comúnmente llamada vista cansada, se debe a la incapacidad de que una lente natural que tenemos dentro del ojo, llamada cristalino, cambie su curvatura para enfocar objetos cercanos.

La edad en que empezamos a no poder enfocar varía ampliamente de unos pacientes a otros, pero en general suele ser a en torno a los 45 años.

El primer síntoma de la presbicia es que nos cuesta cambiar el enfoque de lejos a cerca, mientras que estábamos acostumbrados a que era imperceptible el tiempo que tardábamos en enfocar de cerca, notamos, sobre todo al final del día, que tardamos unos milisegundos en tener totalmente enfocados los objetos próximos, somos capaces de ver como siempre, pero nos cuesta adaptar la visión, esa etapa dura unos meses, o incluso hasta un año.

Tras este tiempo, ya empezamos a necesitar alejar los objetos que queremos ver a distancia cercana, como el móvil, un libro, etc., porque si no, no somos capaces de verlos con la nitidez a la que estábamos acostumbrados, es decir, seguimos pudiendo ver nítido pero a costa de alejar los objetos (estirando los brazos), estos síntomas son muy dependientes de la luz ambiental, si estamos a la luz del sol o con buena iluminación artificial, si somos capaces de enfocar a la distancia habitual, pero si falta un poco de luz es mucho más difícil ver con nitidez lo que está a una distancia de menos de 40 cm. (típicamente la carta de un restaurante poco iluminado).

Trascurridos unos meses más (aunque nos parece todo muy rápido) ya no nos vemos capaces de leer con nitidez y buscamos consejo con un profesional, un óptico o un oftalmólogo.

En otras ocasiones el primer síntoma que nos refiere el paciente es la fatiga ocular, acude a la consulta refiriendo dolor de cabeza o pesadez ocular al final de día tras un uso largo de la visión de cerca en lectura u ordenador, en estos casos, es capaz de ver enfocado, pero con un esfuerzo tan grande que le agota.

Otro de los síntomas que puede alertar al paciente del principio de la presbicia es que  los pacientes que son miopes y usan habitualmente gafas de lejos, mientras que hasta que les aparece la presbicia eran capaces de ver de cerca sin quitarse las gafas, empiezan a tener que quitárselas, ello se debe a que el miope esta naturalmente enfocado de cerca, sin ningún esfuerzo ocular ve bien de cerca, pero si tiene gafas que le corrigen la miopía tiene que esforzarse para enfocar.